loading

Ya tengo la fecha…¿y ahora que sigue?

¡Enhorabuena! Espero estes leyendo esto porque ya agendaste tu cita con tu terapeuta y estás un paso más cerca de sentirte mejor.

A decir verdad muchas personas no saben a lo que se dedica un Fisioterapeuta, o qué implica ir a terapia física después de una lesión o cómo prevención, y es que este proceso es muy muy importante.

Un Fisioterapeuta busca aplicar sus conocimientos sobre el cuerpo humano (anatomía, fisiología, biomecánica, etc.) y diversas técnicas de tratamiento (electroterapia, termoterapia, mecanoterapia, terapia manual, etc) para ayudarte a preservar el movimiento o prevenir que se generen lesiones y se vuelvan una complicación mayor.

La primera cita, es normalmente para realizar una valoración de tu estado de salud actual y conocer tu historial médico, por lo cual, es muy importante que llevar toda la información con la que cuentas (radiografías, resonancias, notas o reportes médicos, hojas de ingreso y/o egreso del hospital, etc.), y ropa cómoda, para facilitar a tu terapeuta realizar su evaluación de forma adecuada.

Una vez completando tus antecedentes médicos, la evaluación consiste en valorar distintos aspectos (dependiendo del motivo de consulta) como: rangos de movimiento, fuerza, tono muscular, equilibrio, tu postura, la forma en la que caminas, entre otras. De esta forma, conociendo más a fondo tu situación o la de tu familiar, puede emitir un diagnóstico y el tratamiento más adecuado, así como un aproximado de sesiones a tomar.

Es muy importante considerar los siguientes aspectos:

  1. Llega puntual a tu cita
    Aprovecha al máximo tu cita y aclara todas tus dudas.
  2. No olvides los complementos de tu historia clínica
    Con tus estudios de imagen y notas médicas tu terapeuta podrá conocer más a fondo tu lesión.
  3. Lleva ropa cómoda
    Ya sea con una blusa de botones, una playera sin mangas o de tirantes, un pants o un short, dependiendo de tú lesión, facilitarás la exploración.
  4. Responde con honestidad las preguntas
    Toda información contenida en tu expediente es confidencial, así que no te preocupes, lo mejor es que tu archivo esté completo y que tu terapeuta te conozca lo mejor posible.
  5. Pregunta, pregunta, pregunta
    Cualquier duda es importante y tienes que salir de consulta con el menor número de dudas posible.

Otros consejos importantes son:

Cuando se trata de la valoración a niños o bebés: procura llevarlos 1 hora después de haber ingerido alimentos, acude con un cambio (o hasta 2) de pañal, es importante que agendes la cita en un momento en el que no se encuentre soñoliento o que coincida con su hora de siesta. Lo que queremos es que tu hijo esté lo más cómodo posible durante la valoración.

En caso de un paciente con problemas neurológicos: considera agendar su cita en el momento en el que se encuentre más alerta, y considera los efectos que tienen los medicamentos en su cuerpo y hazlos saber a tu terapeuta.

¡Y es todo! Estas son las generalidades y consejos más importantes a la hora de acudir a tu primera valoración con el fisioterapeuta, ya sólo queda comenzar con tu terapia. Cuéntame cómo te va y si tu experiencia fue o ha sido diferente.

Hasta la próxima.

<\>

3 Comment

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *